Coleccionar Minis de Licor - Una Gran Pasión

Coleccionar Minis de Licor, Una gran Pasión.

 

SOLO QUIERO PUBLICAR ACA MIS EXPERIENCIAS DE COMO PODER COLECCIONAR MINIS DE LICOR HA ALGUIEN QUE RECIEN COMIENZA. ES DE ESPERAR QUE LES SIRVA DE ALGO.


Hola a todos mis Amigos coleccionistas del mundo, quiero en estas líneas comentar algo de este maravilloso hobby, no soy un erudito en la materia ni tampoco un neófito, pero mi intención es sólo compartir algunos conocimientos, que algún día puedan ser de gran utilidad para un coleccionista que recién da sus primeros pasos en esto de las minis de licor.


Mi gran pasión, y creo la de muchos en el mundo, es coleccionar botellitas de licor en miniatura, son mis pequeños tesoros y a pesar de coleccionar durante ya muchos años, 13 en total, y una cantidad de 1.947 minis de todo tipo, sigo emocionándome con la llegada de una nueva mini de licor a mi colección, estas pequeñas joyas son una parte muy importante de mi vida.


Siempre, mis amistades me consultan acerca de cómo coleccionar, y procuro darles consejos que para mí han sido válidos durante estos años, pero siempre quedan cosas por decir o explicar, es por eso, que me he decidido a escribir estas líneas, para que puedan ser una guía y espero que sean de utilidad.


Quizás haya unas normas básicas para poder coleccionar, pero salvo las que me parecen más razonables, siempre he pensado que no hay que dejarse llevar o influenciar por nadie ni por ninguna tendencia, con los años he conocido muchísimos coleccionistas y cada uno colecciona las miniaturas por gusto propio, es decir, algunos sólo coleccionan minis de Vodka, otros de Whisky, solamente antiguas, modernas, de una marca o varias marcas concretas, con caja, sin caja, presentaciones especiales, ediciones limitadas o bien algunos coleccionistas generales después de coleccionar botellitas de licor durante años, hacen un giro, y se dedican solo a coleccionar una línea de licores o cerámicas, etc., etc.


Como primer punto, y tienen que tomarlo como un buen consejo, es que organicen su colección, cuando uno tiene poquitas botellitas, no representan en verdad un gran problema, pero cuando superan una cierta cantidad elevada es mejor agruparlas por tipos de licores o marcas en las vitrinas, además tienes que tener en cuenta que de una misma miniatura de licor pueden existir muchas versiones, así que siempre que sea posible, colócalas una al lado de la otra y así podrás apreciar la diferencia, a veces cambia la tapa, otras las letras e incluso la forma de la botella, el tamaño de una versión a otra puede variar y en muchas ocasiones también su valor al comprarla. La variación de precios se debe a muchos factores, país de fabricación, año, etc.


Varios coleccionistas, y me incluyo también, llevamos una planilla o documento de Excel, en el que se suelen anotar todos los antecedentes de la botellita, como ser, si dispone o no de caja, capacidad, grado alcohólico, procedencia, valor, tipo de licor, donde la compró, el código que uno le asigna, fotografía, etc. siendo esto un buen sistema para empezar una colección.

Otra cosa muy importante, es que nunca abras una botellita de licor, la explicación es muy simple, se pierde el valor real de la botellita, además que, una vez abierta, el contenido se evapora con mayor facilidad.

Muchas botellitas tienen un mal sistema de cierre, y una vez abiertas pierden "el hermetismo de cierre", en esos casos sólo hay que recurrir ha algunos truquitos, como colocar papel film entre tapa y botella, muchas veces no queda bonito, pero al menos se evita la evaporación del contenido, o colocando un poquito de silicona liquida en la tapa, lo cual puede ser otra alternativa. En otras oportunidades muchas llegan parcialmente vacías a nuestras manos y para eso es conveniente rellenar con el mismo licor y posteriormente sellarlas. Tener siempre en cuenta que con el paso de los años y el tratamiento medioambiental al que ha sido expuesta, se producirán evaporaciones y además la botellita paulatinamente se irá degradando en lo que respecta a sus etiquetas de papel. Existen algunos coleccionistas españoles que se dedican a esto de la restauración y he visto algunas de sus miniaturas antiguas volver a la vida.


Esta es mi página donde se tratan algunos temas, "Taller de Reparaciones"
http://botellitasdelicor.jimdo.com/taller-de-reparaciones/publicaciones-del-taller/


La mayoría de los que coleccionamos miniaturas lo hacemos por el agrado de juntar botellitas y casi siempre se compran para regalarlas o dejarlas de adorno en alguna vitrina, pero con el pasar del tiempo lo toma como hobby, será por la gran cantidad de diseños de las botellitas, lo único que te puedo decir es que te resistas a la tentación de abrir una miniatura para olerla o saborearla. También existe el coleccionista que se dedica a una marca en particular, incluso de lazos con la marca de la botellita, bolsas de cartón, ceniceros, etiquetas, autos, etc.


Hablemos de sus cajitas, ¿debemos guardarlas, exponerlas, tirarlas?, aquí podríamos abrir un amplio debate, yo siempre aconsejo que cuando consigan una botellita con caja, no la tiren, se puede abrir y dejar plana sobre sus propios pliegues y guardarlas juntas en algún lugar de la casa,  si vuestra colección no es muy grande y sus vitrinas de exposición o el espacio lo permite, también pueden ser expuestas junto a la botellita, hay cajitas que son preciosas incluso más que la miniatura, hay coleccionistas que se niegan a exponer una mini sin su caja, a mi particularmente no me interesan salvo algunas que son realmente bonitas y me resultaría imposible tener todo a la vista, sólo que ahora simplemente las doblo bien y las guardo. Esto no lo aplico a todas, ya que las presentaciones especiales de determinadas marcas, las tengo a la vista tal cual han llegado a mis manos. Tened en cuenta que estas presentaciones varían cada cierto año y están muy poco tiempo disponible, por eso muchos vendedores les aplican el término de "Edición limitada".


Coleccionar botellitas de licor en miniatura es una pasión cara, no nos engañemos, años atrás las licorerías de confianza nos obsequiaban con una miniatura de licor, pero hoy en día es muy difícil que te las regalen, es más sencillo comprarlas por Internet, buscarlas en ferias de antigüedades, encuentros de coleccionistas, cambios en foros o agrupaciones de coleccionistas. Debes de tener mucho ojo con lo que cambias, y jamás hagas un cambio que no sea seguro o del que no estés plenamente convencido, normalmente se cambia una por una similar, de la misma época o tasación, pero eso no siempre es fácil de saber si no se tiene unos conocimientos dilatados de la historia de esa réplica o bien del valor comercial de esa botellita de licor, amigos me han comentado de ciertos cambios que han hecho, que a mi no me ha parecido bien, ante el abuso a que han sido sometidos.

Antiguamente las botellitas de licor en miniatura llevaban escrito en su caja en uno o varios idiomas "prohibida su venta", la razón era simple, la mayoría de las miniaturas y el origen de éstas era para que los fabricantes dieran a conocer su producto mediante la miniatura, pero hoy en día hay muchas casas que editan ediciones para coleccionistas, supongo que han tenido que rendirse a la realidad, las miniaturas se venden y algunas llegan a alcanzar precios elevadísimos.


Valorar una colección es un tema complicado, por supuesto cuanto mejor conservada esté la miniatura más se valorará, si contiene su licor original y no ha sido nunca rellenada, si dispone de su caja, si es una edición limitada, antigua, el sellado de la misma, el sello de impuestos, etc. Existen muchos libros en el mercado que hablan respecto al tema, y no hay que olvidar que una miniatura de un país a otro cambia su cotización, puede que en un país hayan distribuido miles de unidades de esa mini y en otro solamente las tengan unos cuantos privilegiados. He visto dispararse subastas por miniaturas de licor, como por ejemplo Ebay, que yo solamente tendría si me la regalasen, y otras minis preciosas quedarse al precio de salida o sin subastas, es complicado entender lo que motiva a cada uno a elevar la cotización de cada pieza. Para mi personalmente, el valor de una pieza es más que nada el valor sentimental, recordar la historia de cada una de mis botellitas de licor, como han llegado a mis manos, si mis botellitas pudiesen hablar, contarían historias muy especiales, desde las primeras 40 botellitas en miniatura que conseguí en un viaje a Alemania, y que en realidad fueron un regalo a mi señora, y que con el paso del tiempo formaron parte de la colección, y a las últimas que han entrado a formar parte de mi colección, 15 minis de KLM (casitas azules), compradas a mi amigo Coleccionista de Chile Antonio Galmez.

 

Siempre digo que soy un mal juez porque me gustan todas, y es casi cierto, por supuesto todos tenemos algún licor determinado que nos atrae más y queremos tenerlas todas, pero no nos engañamos, todas es imposible, no deja de sorprenderme la cantidad de miniaturas de todas las épocas que existen y salvo que sea un licor actual y podamos conseguirlo, no hay otra forma de tenerlas todas. Hay marcas muy populares y muy perseguidas por la mayoría de los coleccionistas, suelen prodigarse con muy pocas minis y el anuncio de un nuevo licor produce gran expectación entre sus seguidores, la novedad es siempre cara, si sabemos tener un poco de paciencia, la mayoría termina por bajar su precio aunque hay casos que es completamente al revés, el año de salida de la mini a veces es más barato y con los años aumenta considerablemente el precio. No hay reglas fijas.

En Ebay encontraremos muchísimas páginas de venta de miniaturas de licor, yo les aconsejo que lean bien todo el anuncio, especialmente si no está en venta en su país, el tamaño miniatura suele estar comprendido entre 15 y 100 ml, el mínimo no puedo decirlo con exactitud, tengo especial predilección por las más pequeñas y en mi colección tengo algunas que apenas contienen 10 ml. y no son tubitos. Fijarse también y preguntar cualquier duda al vendedor antes de pujar, la descripción del artículo es importante y la fotografía también, suelo desconfiar de los vendedores que utilizan fotografías capturadas de la red, la miniatura de licor que están vendiendo puede que no se ajuste completamente en los detalles a la de la fotografía. Mejor buscar un vendedor que tenga varias botellitas de licor que nos interesan y así ahorraremos en los gastos de envío, que hacer muchas pujas en distintos vendedores simultáneamente, al final terminaremos pagando más por gastos que por la miniatura. Preguntar si no lo dicen, si el paquete se va a mandar por correo ordinario o certificado, la mayoría de vendedores extranjeros envían por correo ordinario y si el paquete se pierde no podrás hacer nada al respecto, ni siquiera sabrás si te han engañado y no mandado nada después del pago, revisar a conciencia sus votos que suele ser una buena carta de presentación de un vendedor, si tiene negativos o neutrales leerlos bien porque también hay gente que vota a la ligera y sin criterio razonable.

No soy partidario del regateo, pero si encuentras botellitas de licor en una feria, no dudes ni un momento en regatear si te dan un precio abusivo, la mayoría de las personas que las venden en una feria no específica de miniaturas, no tiene ni idea de su valor, caso muy diferente es el de los encuentros de coleccionistas que se realizan a nivel mundial todos los años, como son EL SHOW DE ST. LOUIS, ENCUENTRO DE COLECCIONISTAS EN LIMA EN EL MES DE MARZO, ENCUENTRO DE COLECCIONISTAS EN SANTIAGO DE CHILE EN EL MES DE MARZO DE CADA AÑO.  Son buenos puntos de encuentro para adquirir nuevas piezas, conocer gente con tus mismas aficiones y hacer buenos intercambios.

Podrás encontrar botellitas en los lugares más insospechados, aprovecha siempre los viajes para investigar, las ferias de antigüedades e incluso las tiendas de venta de recuerdos, los negocios en terminales de aviación, que son libres de impuestos, etc.


Deben sentirse orgullosos de vuestra colección, mientras más gente y amistades sepa que coleccionas botellitas de licor, más posibilidades tendrás de que alguien que no esperas, te sorprenda con un regalito, tienes que tener en cuenta que muchas personas tienen en sus casas y no las coleccionan, simplemente se las han regalado en alguna tienda y les da pena tirarlas, como ejemplo te puedo decir que hace muy poco un amigo me regaló 5 minis de licor que guardaba en su bar, las cuales había rescatado de un hotel que estaba cerrado más de 20 años y como conocía mi colección me las obsequio.

Podría decirles muchas cosas más, pero no quiero aburrirlos, les invito a que visiten mis páginas,
NO DUDEN ESCRIBIR EN MI LIBRO DE VISITAS, LA OPINION DE USTEDES ES MUY IMPORTANTE, y si simplemente quieres preguntarme algo referente al coleccionismo de miniaturas de licor y yo puedo ayudarles, lo haré encantado.


Muchas Gracias, un fuerte abrazo y vamos, que se puede.

Saludos Cordiales

Mario Arancibia – Chile


http://botellitasdelicor.jimdo.com